La Terma Romana produce una gran sudoración y al mismo tiempo aporta al cuerpo una gran hidratación, relajación, vasodilatación y constricción.